las dos orillas

José Joaquín León

Yo soy de los tuyos

NO sé cómo se les ocurrió a los del PSOE montar este numerito del congreso federal en Sevilla, antes de las elecciones andaluzas. Ni el mayor enemigo de Pepe Griñán hubiera maquinado nada semejante. Después del finde de congresillos fratricidas, ahora están en el momento de los cálculos. Rubalcaba dice que cuenta con el apoyo de entre 540 y 520 delegados. Y Chacón asegura que ella tiene la mayoría, con unos 500 frente a 360 de su rival. Como en total son 956 delegados, esto significa que hay unos 150 delegados del PSOE que van a votar a los dos. O sea, que al final uno de ellos se llevará una sorpresa y tendrá un problema, como Pepe Bono con José Luis.

Las cuentas de la lechera de Rubalcaba y Chacón no cuadran de ninguna de las maneras. Es que a los dos les salen que dos y dos son cinco, o seis, según. Con este escrutinio oficioso, y con el precedente glorioso de Zapatero cuando todo el mundo pensaba que ganaría Bono (que era el candidato del aparato), ya nadie se atreve a emitir un pronóstico fiable. Se sabe que en esos congresos suceden cosas extrañas. Pues si de entrada ya hay 150 que han prometido el voto a los dos, puede pasar de todo. Ésos son los que han dicho: "No te preocupes, Alfredo, que yo soy de los tuyos y las tuyas". Y al ratito se han ido a llamarla a ella para decirle: "No te preocupes, Carme, que yo soy de los tuyos y las tuyas". Por eso, no cuadran esas cuentas, que son como los presupuestos de Zapatero.

En Andalucía los dos han ganado, o eso es lo que dicen. Siendo ésta la mayor federación socialista, y además la sede del congreso, y para colmo el lugar donde se ventilan los muebles de la última autonomía potable que les queda, es de singular importancia quien gane aquí. Se ha visto lo que hay en algunos congresillos provinciales andaluces, como en Sevilla y Cádiz, por ejemplo, por lo que llegan en forma para el combate final. Es lógico que Griñán no sepa con quien va, ni con quien viene. Luego de despellejarse y llevar más de dos meses dándose caña unos a otros, después del descalabro, si cuentan que el PSOE va a salir más unido que nunca de este congreso resulta increíble. ¿Eso qué es, un congreso o un milagro? Y además los dos candidatos para la renovación estaban en el Gobierno de Zapatero, otro error.

Se habla de mirar en el espejo de François Hollande, el líder del PSF, que parte como favorito de las elecciones presidenciales en Francia (aunque todavía no le ha ganado a Sarkozy). Y ése es un dato de interés en Francia. España es diferente. Cuando allí gana la derecha aquí gana la izquierda, o al revés. Los Pirineos separan lo suyo, excepto en el terrorismo. Por eso sería mejor mirar en el espejo de los cinco millones de parados. A ver qué cara tienen.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios