Visto y oído

Para todos

Para todos La 2 acaba de cumplir dos años en antena. Y ahí sigue, inasequible al desaliento. Y desalentador es, ciertamente, que transcurridas más de cien semanas y habiendo demostrado a diario unos contenidos tan interesantes, tan formativos y tan coherentes, el programa se despache cada día, tanto en su edición larga de cada mañana en directo (100 minutos de duración) como en la repetición vespertina de media hora, con una cuota de pantalla que oscila entre el 0,4% y el 1,4%.

Y eso que, se mire por donde se mire, el interés de los temas de debate, unido al entusiasmo y el buen hacer de Marta Cáceres y Juanjo Pardo, logran que Para todos La 2 sea una de esos programas que se siguen sin pestañear, sin mirar el reloj. Uno de esos programas que logra, de verdad, instruir deleitando. Aspectos relacionados con la calidad de vida, la salud y la psicología, centran la agenda de cada día, siempre con un lenguaje muy accesible a la par que riguroso.

Un espacio nacido en el centro de producción de Sant Cugat del Vallés, dirigido por Quim Cuixart, paradigma de la televisión participativa, que trata de hacerse eco de todos esos "Días de" reivindicativos que se agolpan cada jornada en el calendario. Un objetivo que podía pecar de cargante y previsible, y que sin embargo, en la práctica, resulta ameno y divertido. Viendo y escuchando a Marta y a Juanjo uno se hace cruces sobre cómo es posible que prácticamente 99 de cada 100 espectadores que consumen televisión, mientras el programa se está emitiendo, prefieran otras opciones. Y se lo pierdan.

Eso sí que dice mucho sobre el perfil del espectador español de hoy. Y sobre sus intereses. Para todos, para pocos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios