Crónica personal

Pilar / cernuda /

Ya

YA. Ahora ya pueden pedir el voto, ya pueden patear de arriba abajo el mapa contando las excelencias de sus respectivos partidos, los pecados del adversario y prometer todo lo que se puede prometer, y más si logran la mayoría suficiente que permite aprobar leyes en el Parlamento Europeo que en algunos casos son clave para la buena marcha de los españoles. Ha comenzado oficialmente una campaña que de facto se inició hace varias semanas, incluso meses, y llega el momento de poner toda la carne en el asador para lograr un buen resultado para los colores que se defienden. El CIS da ganador al PP, así que los socialistas van a hacer un último esfuerzo para evitarlo.

Las elecciones del 25-M son importantes per se, Europa marca el camino aunque da la sensación de que pocos se enteran de que en Europa nos jugamos los cuartos y lo que no son cuartos, también las políticas sociales, energéticas, fiscales e industriales, por mencionar sólo algunos asuntos que nos tienen en vilo. Pero los dirigentes de los distintos partidos españoles se juegan además su futuro, en algunos casos incluso su supervivencia. Algunas de las formaciones que han nacido muy a última hora, entre ellas las que lo han hecho con afán oportunista o para dar protagonismo a quien no lo tiene y lo desea desesperadamente, se quedarán en la cuneta y serán flor de un día. Según el CIS, sólo se abre paso uno de los líderes que se han promocionado en las tertulias televisivas, Pablo Iglesias.

Veremos si el PP aguanta el tipo a pesar de que las políticas de ajuste han levantado ronchas, aunque puede presentar como contraprestación un principio de recuperación que nadie cuestiona pero que todavía no llega a los sectores más perjudicados. Veremos si al PSOE le va bien con su campaña de que el Gobierno engaña con los datos sobre la incipiente recuperación. El futuro del PSOE se empieza a escribir a partir del día 26, el resultado que obtenga en las europeas será esgrimido por los candidatos a la Secretaría General para situarse en una buena o mala situación en la pole. Y veremos también si los partidos que tuvieron un buen resultado en las generales, Izquierda Unida, UPyD y Ciudadanos, confirman su buena trayectoria.

Asunto primordial es qué ocurre en Cataluña. Las elecciones europeas tendrán una lectura de tipo interno de consecuencias impredecibles. Si CiU no logra un resultado mínimamente aceptable, Artur Mas se verá obligado a reconsiderar su proyecto independentista. Mantener su posición sería un suicidio político.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios