PASA LA VIDA

A Bermejo le quedaban tres telediarios y a Solbes tres salvavidas bancarios

DELENDA est Bermejo. En juzgados de Sevilla le despiden con Algo se muere en Moncloa cuando un enemigo se va. Como ex ministro aprovechará los cuatro meses de vacaciones parlamentarias para cazar con fruición. Aviso a ciervos, jabalíes y demás criaturas en peligro. Bermejo anda suelto y necesita desahogarse a escopetazos más que el señorito Iván de Los santos inocentes.

Hacía años que no se producía en España tanta unanimidad entre periodistas y políticos señalando que a un personaje le quedaban tres telediarios en el poder. El anuncio de su renuncia me cogió al mediodía de ayer saludando en La Raza a un prestigioso paisano que ha puesto el colofón a los telediarios durante más de 20 años: José Antonio Maldonado, alias El hombre del tiempo, invitado por la Asociación de la Prensa para contar su vida en las nubes, que ahora prosigue desde un blog. A Maldonado no le ha quitado del cartel una cacería ni una nevada en Barajas, sino la jubilación anticipada que se inventó TVE como Plan Renove de sus inacabables déficits. Y contó, con gracejo, cómo lo breaban los gobiernos autonómicos de la cornisa cantábrica cada vez que en la víspera de Semana Santa o puente turístico contaba la verdad sobre la tormentosa predicción meteorológica que se avecinaba sobre la zona. Le acusaban de hundir las expectativas y reservas de los hoteleros. Montaraz España en la que los políticos se malquistan queriendo que se lo pongan todo a tiro, disparando con pólvora ajena y asustando a los profesionales que están en posesión de la verdad.

El bueno de Maldonado ha de repasar los últimos datos del satélite Meteosat para ponderar cuántas tormentas perfectas le quedan a Solbes para abandonar el Gobierno. El horizonte se nos está poniendo negrísimo. Ya insinuó ayer que nos preparemos para intervenciones estatales en algunos bancos y cajas. Y el BBVA, pensando en la competencia, lo augura inevitable. La frase de moda en España desde hace ocho meses es meteorológica: "Con la que está cayendo". Va a ser que no. Señoras y señores, les presento al diluvio. Que viene.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios