PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Besamanos municipal

EL debate sobre si es adecuado el uso no religioso de un templo, a tiempo parcial o completo, también debe incorporar la reflexión a la inversa: la utilización de edificios políticos para actividades devocionales. Ayer fue el último de los tres días en los que el Salón del Apeadero del Ayuntamiento ha tenido sus puertas abiertas al dar cobijo a la Virgen de la Hiniesta Gloriosa, trasladada desde la Parroquia de San Julián para ser expuesta en besamanos en los días previos a la celebración del Corpus. Por muy patrona que sea de la Corporación, me parece un exceso que la Casa Grande del poder local, en la Europa de 2012, sea convertida en capilla de una Virgen. No faltaba ni la mesa donde un grupo de señoras vendía estampas y objetos con la imagen de esa talla gótica.

Igual que sería anacrónico celebrar en la Basílica del Gran Poder un Pleno municipal sobre el rascacielos, o negociar el convenio colectivo de los bomberos en la capilla del Consejo de Cofradías, hay que tomarse en serio la Constitución de 1978 y la separación entre Estado e Iglesia cuando se gestiona un ayuntamiento democrático, cosa bien distinta al nacionalcatolicismo que a a algunos les parece tradición porque duró 40 años. Considero congruente que se instale un altar para el Corpus junto a la fachada consistorial en la Plaza de San Francisco, pues el lugar forma parte del recorrido de la procesión. Pero un besamanos dentro del edificio es una acción que rechina.

Fácil lo tenían Zoido y Serrano para medir mejor los terrenos institucionales y no convertirse en acólitos del arzobispo. El sábado, la Hiniesta Gloriosa fue trasladada desde su iglesia hasta la Catedral. La magna seo es el lugar más emblemático para bese y rezar a una virgen. Y esta noche se la podía haber trasladado al altar de la plaza, horas antes de la procesión. Incluso tienen la opción de la Capilla de San Onofre en la Plaza Nueva. Más cerca, imposible. Pues no. Solo estuvo diez horas en la Catedral, y va a permanecer cinco días en el Ayuntamiento.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios