Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Betis y Sevilla, en el corazón del vértigo

ESTO no para, fútbol todos los días y pasa que su ritmo vertiginoso hace que algunas cosas pasen como de puntillas. Y como los nuestros no reaparecen hasta mañana, pues reconvengamos en la necesidad de ponerle pausa a la vida y digerir el pasado. Y el pasado más fresco es el de la jornada continental, esa fecha en que tanto Betis como Sevilla apuntalaron sus posibilidades de pasar a la siguiente fase de la que fue Copa de la UEFA.

Se esperaba la victoria del Sevilla y de ahí que Unai compusiera una tropa con bastantes de los que no son habituales. El rival no metía miedo y el vértigo del curso aconseja que se le quite plomo a algunos gemelos. Pero este Sevilla no carbura juegue quien juegue y así como parecía que el golazo del cuestionado Perotti arreglaba la noche, una indefinición defensiva que empezó en terreno contrario acabó en una correría que se remataría con el gol del empate checo.

No es que peligre la clasificación sevillista, claro que no, pero se podía ir con más solvencia al tramo final. Y en la lluviosa noche portuguesa, el Betis encontró oro en el mismo sitio donde lo perdió el domingo, en el minuto 93. Ese gol de Chuli puso normalidad en el marcador tras un partido en que el balón fue del Betis, pero en el que escasearon las ocasiones de gol en ambas porterías. La entrada de Jorge Molina supliendo al desmañado Braian fue lo que le cambió la cara al Betis.

Jugó bien el Betis y lo que más inquietud despertaba, el centro de la defensa, cumplió a la perfección. Tanto Caro como Jordi se mostraron en muy buen nivel, como el que demostró Nono para que Verdú sobresaliese en hechos tan puntuales como el excelso pase a Chuli que generó ese gol de tanto valor. Ahora están Betis y Sevilla liderando sus grupos, aunque son más los podencos que hostigan a los de Mel. Pero lo cierto es que esto no para y que asoman los barceloneses.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios