Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un Betis sin alto el fuego

A semana y media del arranque de curso, el conflicto televisivo es otra de las muchas guerras entabladas

CUANDO las cosas están como están y se esgrime lo de la libre información para eludir las prohibiciones más o menos fundadas, lo de los tres minutos no significa que se pueda grabar sólo ese tiempo, sino que es únicamente ese tiempo lo que puede durar su emisión. Esto que digo es algo que va a dar mucho juego en el curso que se inicia dentro de semana y media, mayormente en cuanto se refiere a la presencia del Betis en los resúmenes ligueros. Como parece que el armisticio entre el todavía Real Betis Balompié y las televisiones no parece que vaya a llegar, el tema de los tres minutos va a dar mucho que hablar.

Otra cosa es las facilidades a que el Betis esté obligado a dar para las grabaciones y, conociendo al personal, lo más probable es que dejen entrar una sola cámara para situarla en alguna ubicación desde la que no sea posible una visión diáfana. Eso es muy posible que así sea y de hecho tenemos varios precedentes de estadios en que las condiciones para grabar no fueron las adecuadas. Ha pasado en el Pizjuán, en Montjuïc, en La Romareda y hasta en ese emblemático San Mamés donde todo parece corrección y buenas maneras según la propaganda autóctona. Eso lo trajo la guerra de las televisiones, pero ahora que se atisba la paz, en el Betis siguen a tiros.

El encontronazo con los medios tinerfeños sólo ha sido la punta de un iceberg que se presume asaz peligroso. Desde el aún Real Betis Balompié se esgrimen razones que suenan a faraonismos absurdos, nada que ver con la realidad. Se dice desde dentro que el Betis no puede ser tratado como un club de Segunda y se dice precisamente por los que lo han llevado a esa situación. Es algo que se demuestra a diario viendo que se marcha todo futbolista pretendido por otros a la par que van quedándose los que no quiere nadie. ¿Es, por tanto, de Segunda o no? Y si desde dentro no se le quiere, ¿cómo leches van a quererlo desde fuera? Verá con lo de los tres minutos, una guerra más...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios