desde mi córner

Luis Carlos Peris

Betis, el futuro ya depende de ti

Cuando en el curso más complicado la meta ya se ve sería una torpeza caer en el pecado de la distracción

MIENTRAS a la voz del incendiario Mourinho se despedazan los dos colosos de nuestro fútbol, en este último día de abril se programa fútbol al final de la Palmera. Para bien del bético, esta tarde se reencuentra con su equipo en un partido que debe ser el de la consolidación definitiva en un lugar de privilegio. Mucho se está cacareando que el Betis ya está en Primera División, ese hábitat natural del que fue desalojado por la incuria gobernante de aquella infausta hora. Mucho se está vendiendo la piel de un oso que sigue hozando por el bosque sin síntoma alguno de muerte cercana.

El oso vive aún y la piel no se halla todavía en mercado, ergo vayamos con cautela, tengamos la fiesta en paz y afróntese el pleito con el Numancia de forma seria y sin confianzas que no vienen al caso. Con el país entero no hablando de otra cosa que de las pendencias entre madridistas y barcelonistas podría resultar fácil llegar a un estado de distracción que acarrease una funesta desaplicación. Distracciones, desaplicaciones, espantás... Son términos todos a desechar por este Betis que tan buena imagen volviese a dar en Barcelona y no cabe otra que tocar a rebato para que el equipo no vaya a creerse que está todo hecho y se escurra luego en lo más llano.

Estamos a punto de coronar uno de los montes más dificultosos de cuantos jalonaron la complicada historia verde, blanca y verde. El curso ha estado lleno de singladuras complicadas y no vaya a ser que cuando la meta se ofrece a la vista, una distracción eche todo por la borda. Llega el Numancia de Juan Carlos Unzué, un técnico prometedor que comulga con las ideas del buen gusto y que intenta imbuirle a su tropa su propia filosofía. El Numancia quizá no haya respondido a las expectativas creadas, pero cuando le sale su partido se convierte en complicado. Que no le salga hoy sería ideal, pero ha de insistir el Betis en la idea de que el futuro ya sólo depende de él.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios