PASA LA VIDA

Bienvenida la feria de los aéreos

IGUAL que reprocho la creación en Sevilla de certámenes que pretextan una finalidad empresarial y comercial pero en realidad son pura fachada política o lúdica, valoro con esperanza la puesta en marcha en el Palacio de Congresos y Exposiciones de una feria comercial de la industria aeronáutica, entendida como una cita de negocios. Desde estas páginas lo pedíamos con insistencia. Teniendo los pies en el suelo, aunque sean muchas las ganas de volar con la imaginación, animamos tanto al Gobierno autonómico como a las diversas patronales, a las empresas implantadas en Aerópolis y en San Pablo, a todos los candidatos a la Alcaldía, y a las fundaciones ligadas al sector aeronáutico, a sumar sus grandes o pequeñas fuerzas para ayudar a crear con fundamento (y no con cartón piedra de por aquí te quiero ver) una verdadera y profesional feria de nivel internacional.

El ruinoso contexto económico y laboral da alas a la tentación de montar un tinglado que tenga mucho de humo político y poco de seriedad empresarial, con los vividores de las subvenciones pululando para tapar el vacío. Más aún porque la primera edición se celebrará en marzo de 2012, el mes en el que deben celebrarse las elecciones generales y autonómicas. Y porque la industria aeronáutica es uno de los sectores donde se ejerce mayor influencia gubernamental en las decisiones estratégicas (implantación de factorías, puesta en marcha de la producción de aviones, contratación de aparatos, alianzas por intereses diplomáticos). Demos un voto de confianza sobre el grado de rigor del evento que se postula.

La empresa que lo organiza, Advanced Business Events, con sede en París, está especializada y más que acreditada en ferias del sector aeronáutico. Es la que monta el famoso Salón Aeronáutico de Le Bourget, junto a la capital francesa. Además, para los próximos doce meses, organiza certámenes aeronáuticos en Kuala Lumpur (Malasia), Tianjin (China), Casablanca (Marruecos), Seattle (Estados Unidos), Guadalajara (México), Montreal (Canadá) y Toulouse (Francia). El de Sevilla todavía no aparece en su web. A priori, son un magnífico motor para mejorar la escasa internacionalización del calendario de eventos empresariales en Fibes.

Los que deseamos que la ciudad oficial se parezca a la ciudad real, y que la identidad sevillana se asiente sobre mayor número de materias y simbologías, reflejo de una heterogeneidad verídica y enriquecedora, sabemos que en Sevilla hace falta una feria de los aéreos, igual que la hay de energías renovables (aunque en esto debemos ambicionar un certamen de gran envergadura), de libros, de propietarios de caballos, de tecnologías de la comunicación (el Business TIC, que se celebra esta semana), de moda flamenca o de los blogueros. Costará introducirla en el discurso mediático por su nombre: Aerospace & Defense Meetings Sevilla. Y su sigla, ADM, suena a genética. A falta de una denominación con gancho, y con la sevillana costumbre de llamar a las cosas de otra manera, demos la bienvenida a la feria de los aéreos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios