desde mi córner

Luis Carlos Peris

Bienvenido derbi y que nunca falte

El partido de Sevilla discurrió por unos cauces llenos de deportividad y con alternancias de magnífico fútbol

HABÍAN pasado más de mil días con sus noches correspondientes y Sevilla se reencontraba con su partido más especial, con ese partido que no tiene parangón con ningún otro que en el mundo sea. De nuevo un Betis-Sevilla a escena y que llegaba bajo unos modos y unas formas ciertamente olvidados, que hasta rayaban las vísperas en lo versallesco. Y así fue también en el campo para que al final hubiese reparto de puntos más el convencimiento de que el Sevilla fue mejor mientras estuvo en igualdad de condiciones y que el Betis pudo ganar en el tramo final, por lo que el reparto puede casi considerarse justo.

Parecía algo irreal cuando se llega al intermedio y resulta que el pleito va en tablas. Aunque la superioridad del Sevilla ha sido manifiesta, aunque su ataque ha entrado como ha querido por la feble defensa bética, resulta que sólo un gol de Negredo cuando el tiempo se acerca al descanso ha contrarrestado el golazo de Beñat a balón parado. Claro que en esto de las tablas tiene mucho que ver Casto, que ha salvado al Betis de tres o cuatro ocasiones de gol cantado, aunque en algunas de esas ocasiones la génesis fuese por la debilidad y los nervios béticos. Pero así es el fútbol y lo que podía haber concluido con todo visto para sentencia llega con el balón en el tejado.

La reanudación arranca con un paradón de Varas con el pie a Rubén, luego llegan los cambios de Pozuelo por Jefferson y de Rakitic por Trochowski, algo que contribuiría a un subidón bético y un pequeño bajón sevillista. Desde luego, la superioridad que el Sevilla mostraba ya no aparece y sólo se desnivelan las cosas cuando Navas percute sobre la línea de flotación bética a babor. Después llega la expulsión de Fazio y por ahí ya apenas aparece el sevilla para que Varas pase por más de un apuro. Mil y pico de días después llegó el derbi y bienvenido sea porque fue un disfrute para todos y un ejemplo a seguir. Ojalá tengamos un par de ellos por curso... por lo menos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios