La costumbre de blanquear las fachadas de las casas e iglesias es antiquísima, le daban una capa de cal que dejaba las paredes blanquísimas. Hoy podemos ver cómo la fachada de la iglesia de Montesión la están dejando de dulce para que luzca con todo su esplendor en Semana Santa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios