Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Bodipo, el Betis y su triste realidad

El mero hecho de que suene como refuerzo el jugador guineano da la clara imagen de un presente ominoso

TREINTAIDÓS años, operado de una lesión grave de rodilla. Jamás titular indiscutible en ninguno de los muchos equipos que defendió y así a grandes trazos resulta el retrato robot de lo que el Betis maneja para reforzarse. Son éstos datos de Bodipo, que ha saltado a la actualidad tras la agónica petición de Antonio Tapia sobre la conveniencia de fichar a un delantero. Al fin osa pedir algo el entrenador del Betis y rápidamente se ha filtrado de forma interesada un nombre que demuestra bien a las claras cuál es el nivel de refuerzos por los que se maneja este Betis que languidece en la sórdida Segunda División.

Pero que nadie se rasgue las vestiduras porque si en vísperas de entrar en el bombo de la Champions, entre los refuerzos estaban Óscar López, Nano, Juanlu y Xisco, qué puede esperarse para ahora. Si cuando había que jugar en Anfield o en Stamford Bridge, los fichajes tuvieron ese calado a nadie puede extrañarle que ahora que se cae en Murcia o Castellón y que el Irún te esconde la pelota todo el tiempo, Bodipo está en el perfil adecuado. No un futbolista que vaya en ascenso, no, qué va, mejor uno que va de retirada y ¿dónde mejor esa retirada que cerquita de casa, mientras más cera mejor? Además, en esa interesada filtración se destaca que es bético.

No sé ni me importa si Bodipo es bético o qué, pero tampoco debe figurar como cualidad principal, que conozco a innumerables béticos que no poseen la mínima cualidad para defender la verde, blanca y verde como Dios manda. Me parece un sarcasmo que cuando a ese entrenador que no ha levantado la voz desde que firmó se le pueda responder con tamaña oferta. Ojalá se quede todo en el rumor y pueda Bodipo seguir haciendo disfrutar a los Riazor Blues y toda la clientela deportivista, pero el mero hecho de que suene como refuerzo y no se desmienta de forma inmediata nos da una idea nítida de cómo es la triste realidad del todavía Real Betis Balompié.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios