Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Del Bosque alimenta las críticas a su convocatoria

CUANDO estamos ante la que puede ser su última convocatoria como seleccionador, la lista para la Eurocopa está recibiendo la mayor dosis de contestación de cuantas ha soportado Vicente del Bosque en los ocho años que lleva en el cargo. De siempre y bajo la vieja premisa de que cada españolito lleva un seleccionador bajo la piel, en esta ocasión se hace más virulenta la crítica sobre todo por la ausencia de dos jóvenes ídolos capitalinos.

Con su gol a Neuer en la semifinal de Champions parecía que Saúl se había hecho un hueco innegociable y qué decir de Isco, posiblemente el emergente con mejor prensa desde que se mudó de Málaga a Madrid. Y esas críticas se han cobrado víctimas, con Bruno y Sanjosé en el epicentro de ellas y el seleccionador coadyuvando en rueda de prensa a ello. Explicaba el señor marqués que era lo conveniente, pero eso no quiere decir que sean aceptables sus explicaciones.

Y es que ha sido el propio seleccionador el que ha hecho que el personal se divida entre la creatividad de dos talentos como Isco y Saúl y la efectividad y el rigor táctico de Sanjosé y Bruno. Por lo demás, la lista apenas ofrece sorpresas, pues la inclusión del novísimo Bellerín venía dada tras la lesión de Carvajal en San Siro. Lo que sí parece real es que el varapalo brasileño del Mundial ha menoscabado la credibilidad del seleccionador y eso acrecienta las críticas.

Sólo Pedro sobrevive en ataque al tiempo de gloria, con una dupla Morata-Adúriz que combina juventud y veteranía, lo que no equivale a experiencia en grandes eventos. Los polvos de Brasil traen los lodos de una no excesiva confianza en las decisiones de Vicente del Bosque. De todas formas mientras nos queden Sergio y Piqué atrás con Iniesta al mando de las operaciones habrá margen a pensar que las glorias podrían repetirse así que sea San Antonio en Toulouse.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios