Hoja de ruta

Ignacio Martínez

Braulio

LAS crisis también tienen sus beneficios colaterales. En el inicio de la Transición, cuando en España se reunían los grandes banqueros se decía que se habían visto los siete grandes. Lo de los siete magníficos, como en la película de Yul Brynner, Steve McQueen y Charles Bronson, se lo dijeron a los fundadores de Alianza Popular, pero con los banqueros se hacían pocas bromas. Eran, si mal no recuerdo, Banesto, Central, Hispano, Santander, Bilbao, Vizcaya y Popular. Todo eso se ha quedado en Santander (los cuatro primeros), BBVA (los dos siguientes) y Popular.

Cuando el lunes pasado el presidente Rodríguez Zapatero organizó una reunión con los banqueros del país, la foto era muy diferente. Llamó a los tres que quedan de los siete grandes, y a tres cajas, lo que visualiza otro mapa. Un mapa de la España de las finanzas. Madrid, Santander, Bilbao, Barcelona, Málaga. Que estuviesen el Santander y el BBVA va de suyo. También el Popular, si se quiere. Que invitasen a la Caixa y CajaMadrid también va de suyo. Lo que tiene mérito es lo de Braulio Medel, el último de los nuevos seis grandes recién estrenados. Por volumen de negocio, Unicaja puede ser la octava caja española, así que aquí tienen que haber jugado dos componentes adicionales: el prestigio del profesor Medel, catedrático de Hacienda Pública, decano de los banqueros andaluces y presidente de la Federación Andaluza de Cajas de Ahorro; y el hecho de que sea andaluz y que ZP haya querido dibujar un mapa de España más largo que si metía a otra caja catalana o a una valenciana. Total, que la crisis nos ha puesto a Braulio en el escenario de los grandes. Celebro que Andalucía juegue en las grandes ligas de la empresa y de las finanzas, cosa que desgraciadamente no es muy habitual.

Sobre la crisis hay que añadir, dicho sea de paso, que Europa ha hecho el más completo de los ridículos. En particular su presidente de turno, el francés Sarkozy. Reúne el sábado a los jefes de Gobierno de Alemania, Reino Unido e Italia y se ponen tan en desacuerdo que provocan el hundimiento de las bolsas el lunes siguiente. Sarkozy promete un nuevo mundo, que debe salir de esta crisis, con una economía de los empresarios que sustituya a la economía de los especuladores. Bonitas palabras. Ya hay una dumping bancario establecido en la Europa de los 27. Países, como Alemania e Irlanda, que garantizan todos los depósitos y otros que los suben sobre la marcha, como el Gobierno español. Vamos a tener que concluir que Europa no existe, porque no existen los europeos, sino los alemanes, los franceses, los británicos, los italianos, los españoles. Lo mismo que no existe Andalucía, porque no existen los andaluces, sino los sevillanos, los granaínos, los malagueños, los gaditanos, los cordobeses. Menos mal que tenemos a Braulio entre los seis grandes de la España financiera. El que no se consuela es porque no quiere.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios