La ventana

Luis Carlos Peris

Buena la añada de mangantes

APAGONES frecuentes por el robo de cobre, el Huevo de Colón se está quedando como el gallo de Morón, sin plumas y sin ni siquiera el consuelo de cacarear, y el otro día se llevaron la plata de una modesta hermandad de Penitencia, la muy entrañable de las Siete Palabras. Jó con la crisis, qué buena añada de mangantes de toda laya está propiciando. Mangantes de cuello duro por un lado y tiesos total por otro, que hay que ver esas anacrónicas estampas de indigentes arrastrando carritos, por supuesto que también robados, repletos de utensilios metálicos que tendrán su mercado, pues de otro modo no se comprenderían tales transportes tan trabajosos. Todo objeto metálico está ya a expensas del mangante de turno, que si los cables de la luz, que si los componentes del Huevo y ahora que tomen buena nota las hermandades, que la plata siempre fue golosa y más ahora en que tanto priva la fiebre del robo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios