Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Buruaga

Alos políticos de derecha (ojo, no sólo los de PP y su cuerda: en el PSOE, en IU y por supuesto en Podemos también hay gente de derecha, lo de apuntarse a un club no es vinculante) se les identifica de inmediato porque de forma natural les sale ese empaque de mirar a los demás por encima del hombro, acostumbrados a tenerlo todo hecho desde chiquetitos, a estar bien criados y malcriados, y a desdeñar la actitud, la opinión y la razón de los demás: primarios rasgos inconfundibles de casta, término de reproche del que se han adueñado los podemistas. Casta que se une a impunidad y desprecio a los otros. La imposición de querer estar por encima. En periodismo se les huele a la legua en cualquiera de sus columnas, aunque lleven careta o barba de progres. Ernesto Sáenz de Buruaga, que presumía y amenazaba con su hilo directo con Aznar, es uno de esos voceros que mejor representan la actitud perruna y de ensalzamiento de los peores valores de la derecha (que no tiene nada que ver con ser conservador o respetuoso con las tradiciones).

A Buruaga ahora le defienden el presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, que se define con su trayectoria; y también una coalición tan clasista y excluyente como CiU. Su consejero, un tal Óscar Pierre, ha dado el visto bueno a España opina. Qué raro que un representante de Mas respalde España opina ¿verdad? No es raro salvo que tenga intención de empujar al desprestigio a la ya devaluada TVE. Un debate político, los sábados, con Sáenz de Buruaga, producido además por una productora externa (clin, clin ¿y este parné?) está condenado al fracaso de audiencia y al despilfarro en una corporación tan deficitaria como RTVE, donde el PP hará despidos a mansalva en cuanto puea. Quédense con unos nombres honestos entre los consejeros populares: María Luisa Ciriza (curioso apellido), Rosario L. Miralles y Fernando Navarrete. Por lo menos se han olido que lo de Buruaga no huele limpio. Con lo fácil que hubiera sido no despedir a Ana Pastor, que da prestigio y audiencia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios