In & Out

pilar / larrondo

Caer está permitido

TODOS alguna vez hemos dado un traspiés. Y no uno cualquiera de esos en los que nadie ve lo patosos que podemos llegar a ser. Si rebuscamos entre nuestros recuerdos es más que probable que encontremos un momento en el que nuestros pies nos jugasen una mala pasada y por su culpa hiciésemos el ridículo más espantoso delante de demasiada gente. Como el ser humano es como es, incapaz de reírse de él mismo, ese hecho lo estará atormentando por los siglos de los siglos. Si para el común de los mortales pegarse un batacazo es algo tremendamente bochornoso -además de doloroso- imaginaos para alguien a quien llaman la reina del pop.

En los Brit Awards Madonna era la encargada clausurar los premios con una actuación en la que iba a interpretar su último tema. La expectación que causa la rubia es tal, que ni aun galardonando a la mismísima reina de Inglaterra habría dejado de ser la protagonista de la noche. Eso se traduce en que los ojos de medio mundo estaban puestos en la material girl por lo que, para ella, caerse debió ser más humillante que para nosotros resbalar por una cáscara de plátano. Pero por algo Madonna es una diva y lleva más de treinta años en la música. Ella si se cae se levanta y a seguir con lo que estaba. Y la gente dirá: "Si me pagan lo que a ella me caigo de un quinto y luego hago el pino-puente". No es cuestión de dinero, sino de amor propio. La reina del pop ha llegado muy lejos como para permitir que una caída -bastante aparatosa, por cierto- le arruine el espectáculo. Por eso el miércoles se comió el suelo y, en vez de huir del escenario para llorar en soledad después del golpetazo, se puso en pie y continuó con su canción. The show must go on, algo que Madonna parece llevar escrito a fuego. No es que el espectáculo deba continuar, es que jamás ha parado. Y sí, caer está permitido, pero la rubia sabe que levantarse siempre será una obligación.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios