editorial

El CaixaFórum no debe retrasarse más

EL cambio de posición del Ayuntamiento con respecto al plan de La Caixa para construir un centro cultural de vanguardia en los antiguos astilleros hispalenses ha provocado un nuevo retraso (el segundo) en el calendario de obras previsto por esta entidad financiera para rehabilitar integralmente las Atarazanas. El proyecto, diseñado por Guillermo Vázquez Consuegra, superó con éxito hace ocho meses todos los controles de índole patrimonial fijados por la ley, cuenta con la solvencia arquitectónica de un premio nacional de arquitectura y tiene garantizada una inversión privada de 25 millones de euros. Razones suficientes para que desde el gobierno local no se le pongan trabas caprichosas. Sobre todo teniendo en cuenta que el alcalde ha hecho de la seguridad jurídica y de las facilidades a los inversores que quieran invertir en Sevilla argumentos de su propia agenda política. La nueva posición municipal, que ahora exige un Plan Especial, requisito que no ha aplicado a intervenciones similares en hasta nueve monumentos con idéntica calificación patrimonial que las Atarazanas, está suponiendo una dilación inexplicable que pone en un serio aprieto no sólo la propia iniciativa, de la que Sevilla no está precisamente sobrada, sino la credibilidad del propio gobierno local. La norma del PGOU para que estas intervenciones cuenten con un Plan Especial no es un fin en sí mismo, sino un mecanismo para que las obras en los grandes monumentos estén avaladas por Cultura, la única competente en materia patrimonial. La Junta ya emitió un dictamen favorable en febrero, por lo que la garantía patrimonial que persigue el Plan General se ha cumplido y no hay motivos reales que impidan dar la licencia. Si el Ayuntamiento, único causante del retraso, quiere contar todavía con más garantías jurídicas, innecesarias en realidad, basta con que tramite por la vía de urgencia un cambio puntual del PGOU que sería viable porque, al contrario que en los casos de Ikea o de la Gavidia, no implica recalificación (cambio de uso con valor lucrativo) alguna, sino un mero ajuste que no invalidaría el espíritu del Plan General.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios