Calma tensa a la espera de Grecia

EL Íbex 35 no logró mantener el tipo al cierre de la sesión de ayer y cedió un 0,78%, lo que llevó al selectivo a situarse por debajo de la cota psicológica de los 10.800 enteros (10.769,5) después de que Grecia solicitara un tercer rescate de 29.100 millones de euros, propuesta rechazada por Alemania, y anunciara que no iba a devolverá al FMI el préstamo de 1.600 millones de euros que tenía pendiente.

La situación de Grecia y sus negociaciones para evitar el impago de la deuda fueron la constante en los seis primeros meses del año, en los que los mercados se mostraron muy volátiles, registrando las mayores subidas y caídas desde 2012. Sin embargo, el selectivo consiguió acumular una ganancia de 4,77% en el primer semestre.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba ayer en 152,4 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,304%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1138%.

Sacyr se erigió como el mejor valor de la jornada con un repunte del 1,4%, seguido de Aena (+1,3%) y Gamesa (+1,2%). Bankia (+1%) y FCC (+0,9%) han completado los cinco primeros puestos del ranking de subidas. Por el contrario, ArcelorMittal se convirtió en el farolillo rojo de la sesión con un recorte del 3,05%, seguido de OHL (-2,3%), Acerinox (-2,2%), Telefónica (-1,5%) y Abertis (-1,5%).

Los grandes valores se tiñeron de rojo y cerraron con pérdidas que oscilaron entre el 0,3% de BBVA y el 1,5% de Telefónica. Endesa recortó un 1,3%, Iberdrola un 1,048%, Santander e Inditex un 0,9% y Repsol un 0,6%.

De este modo, el Íbex mantuvo la misma tendencia que las principales plazas europeas, pesimistas ante la crisis griega: Londres perdió un 0,82%, París un 0,41% y Fráncfort un 0,11%.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios