El parqué

Pablo Cumella

Calma en los 10.700

EL Íbex 35 subió ayer un 1,46% y recuperó la cota de los 10.700 puntos gracias al empuje de los blue chips y a la apertura en positivo de Wall Street, en la víspera de la reunión de la Reserva Federal estadounidense que se celebra hoy.

El selectivo madrileño selló una jornada sin referencias macroeconómicas de relevancia en los 10.743 puntos, prácticamente el nivel más alto que tocó durante toda la negociación.

Una vez despejadas las preocupaciones de los inversores sobre la deuda soberana española, ahora más pendientes de otros países periféricos como Irlanda, Portugal y Grecia, el Íbex se sincronizó a la tendencia alcista del resto de plazas del Viejo Continente. París se anotó la mayor subida (+1,77%) en Europa y Londres casi le pisa las huellas (+1,71%), mientras que Fráncfort avanzó un 1,37%, menos que el selectivo madrileño, cada vez más alejado del comportamiento de los índices de Atenas (-2,09%) o Lisboa (-0,57%).

En el selectivo madrileño, Enagás lideró el palmarés de ganancias, con una subida del 2,43%, mientras que Repsol y Telecinco obtuvieron la medalla de plata y de bronce, con subidas del 2,23% y del 2,02%, respectivamente. También mostraron mejor comportamiento que el selectivo el BBVA (+1,85%) y Telefónica (+1,78%), mientras que se anotaron avances más humildes el Santander (+1,42%), Iberdrola (+1,32%) y Endesa (+0,96%).

Los únicos valores en números rojos fueron Ferrovial (-1,02%), Iberdrola Renovables (-0,44%), BME (-0,35%), FCC (-0,30%) y Arcelormittal (-0,22%), mientras que el Sabadell acabó plano.

En el mercado de divisas, el euro avanzó posiciones respecto al dólar y al término de la sesión el cambio entre las dos monedas quedaba establecido en 1,307 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios