editorial

Camino abierto hacia el rescate

MIENTRAS la canciller alemana avaló ante Mariano Rajoy el ritmo y la consistencia de las reformas emprendidas por el Gobierno de España, el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, desbrozó en términos precisos el camino para la intervención en ayuda a los países en dificultades financieras, especialmente España e Italia. Después de los bandazos protagonizados por las autoridades europeas y los obstáculos puestos por Alemania, Europa vivió ayer un hito en su andadura colectiva cuando Draghi anunció la decisión esperada: el BCE comprará bonos soberanos en el mercado secundario, con vencimientos de uno a tres años y de manera ilimitada, es decir, en la cantidad que estime necesaria para los objetivos pretendidos de estabilizar las finanzas desequilibradas y salvar el euro. También se confirmó que el Banco Central renuncia a su actual estatus de cobrador preferente, lo que implica que en caso de impago de sus créditos a los países auxiliados se pondrá al mismo nivel que los demás acreedores. Esta ayuda tendrá como contrapartida una estricta y efectiva condicionalidad, además de que las naciones que aspiren a ser rescatadas habrán de solicitarlo expresamente y aceptando las condiciones previstas. En el caso de España parece descartarse la opción de un rescate total, al modo de los de Grecia, Portugal e Irlanda, y se abre paso un "programa preventivo con condicionalidad reforzada", que en realidad se resume en el cumplimiento a rajatabla de los objetivos de déficit ya asumidos, con la firma de un memorándum de asunción de condiciones macroeconómicas y el reforzamiento de la capacidad del BCE para cortar el grifo en caso de desviaciones. La noticia ha sido acogida con una subida espectacular de la Bolsa y la bajada de cincuenta puntos en la prima de riesgo española. Con el marco clarificado, la pelota está en el tejado del Gobierno español. La petición del rescate precautorio se adivina en un horizonte más bien próximo. Rajoy tiene la palabra.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios