PASA LA VIDA

JUAN LUIS PAVÓN

Campeones del ajuste

ESTÁ próximo a su fin un modelo de profesionalismo en el fútbol que da por hecho que todos los jugadores vivan de lo que se cobra durante diez o quince años, con sueldos disparatados. En el balompié, los ingresos siempre están por debajo de los gastos, los empleadores se empeñan en firmar contratos que no pueden pagar, y los empleados se aferran a la letra de esos contratos aunque no hay de dónde sacar dinero. En España no habrá un ajuste serio en sus cuentas y deudas públicas y privadas mientras la competición balompédica, el entretenimiento nacional, sea un campeonato de la morosidad, un pitorreo empresarial que, al final, siempre acaban pagando los ciudadanos a través de los privilegios que las autoridades conceden a los clubes para que sostengan la falacia.

El Betis ha vuelto a Primera tras proclamarse campeón de la Liga Adelante. Hay sectores del forofismo, y peor aún, de los medios de información, que se rasgan las vestiduras por la intención de la directiva de rebajarles el millonario sueldo al entrenador y a todos los jugadores. Pobrecitos. Mel rectificó pronto su desafortunado comentario de que su familia no era una ONG. Es justo al contrario, la sociedad en su conjunto ha ejercido de ONG para darle hilo desde hace 30 años a la cometa de los clubes en quiebra.  

El portero suplente del Betis gana seis veces más dinero que el presidente del Gobieno. Eso no tiene medio pase. La mayor parte de los jugadores habrán de compaginar su actividad competitiva con la formación en profesiones no deportivas, de las que vivir a partir de los 35 ó 40 años. Como les sucede a tantos campeones de modalidades olímpicas, que afrontan durante muchos años una intensidad de entrenamientos superior a la del fútbol de élite. 

Ojalá la hinchada verdiblanca apoye a sus directivos en su plan drástico de recortes de gastos, y sea pionera en animar a sus jugadores para meter goles y para aceptar sueldos mucho más realistas que no son merma alguna para meter la pierna. 

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios