Visto y Oído

francisco / andrés / gallardo

Canaletes

LAS cadenas públicas se siguen sintiendo a día de hoy en deuda con los políticos. Les dan trato jabonoso a los que están en el poder, por acción u omisión, y tratamiento equitativo al resto. Lo prioritario es que nadie se irrite. Ellos son los que tienen el mango de los cargos y los presupuestos. El contribuyente sólo interesa por el cortoplacismo de los audímetros, asunto que a los políticos les trae sin cuidado. En el caso de Canal Sur ni hay calidad, ni hay audiencia, ni exigencia desde la Junta, lo peor. En este pobre panorama mediático los que salen de las urnas se siguen creyendo dueños de las cadenas de su territorio y de ahí el desprestigio y desafección imparables del público, de la gente, hacia las cadenas públicas. A su vez las privadas toman un sesgo más radical e indisimulado, al servicio de intereses extraños como los que pusieron en órbita a proyectos como Podemos.

Después incluso hay cadenas públicas mastines, al servicio de causas concretas y que aferran con los colmillos las consignas que les marcan desde el poder, como es el caso de la catalana TV3. A lo largo de estos años el descrédito de la autonómica de los catalanes, aunque en realidad la pagamos entre todos los españoles, ha ido afilándose en proporción a su obsesión por el independentismo y, colateralmente, por el clasismo y la exclusión cultural de quienes dictan los inquilinos de Sant Jaume.

Por aquí nos enteramos de cómo respira TV3 cuando a una escritora amargada le da por quemar un ejemplar de la Constitución, pero es sólo una aparatosa anécdota de la propaganda machacona que a diario se hace desde los medios públicos catalanes. El Barça, el de los pitidos al himno (pura alienación de la masa por la vía de la agresión hacia las instituciones), es la traslación al entretenimiento sentimental de toda esa maniobra de distanciamiento y consecuente odio respecto a lo que no sea afín al agrado y sentir intelectual del poder secesionista. En estos canaletes catalanes se vive ahora con desprecio ajeno la mala racha del equipo de Messi y Piqué. Se están viendo sin cita en Canaletes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios