Sobre la pared trasera del burladero, frente a donde él se colocaba para hacer los reportajes de las corridas en la Maestranza, se recuerda de una forma muy sencilla al que fue maestro de la foto taurina, Francisco Cano, Canito.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios