Visto y oído

Antonio / Sempere

Caras

T ERELE Pávez y Petra Martínez. Anverso y reverso de la moneda. Los de Está pasando captaron las imágenes de Terele dormitando junto a un cajero automático en la plaza de Santa Ana. La misma plaza de Santa Ana donde Petra Martínez representó hasta hace un mes la obra teatral Adosados.

Los de Está pasando plantearon en presencia de José Manuel Parada si Terele estaba en la indigencia. Las imágenes parecían un montaje, una de esas situaciones destinadas a un Inocente, inocente, o así. Pero visto y oído que el mismísimo hijo de la actriz, Carolo, entraba en el teléfono de aludidos para defenderla, parecía que la cosa iba en serio. "Mi madre no está en la indigencia. Habrá tenido un mal día, como todos", argumentaba sin perder los estribos.

En la madrugada del miércoles se produjeron simultáneamente dos estrenos que pusieron de manifiesto las dos caras de la moneda de la televisión comercial: en una el cachondeíto, en la otra el morbo. En 9 de cada 10, con Toñi Clapés al frente, a quien los espectadores no catalanes no habíamos visto desde sus intervenciones en Crónicas marcianas, algunos colaboradores habituales de la marca Gestmusic, como Xavier Deltell y Mariano Mariano, junto a nuevas incorporaciones como Felisuco y la Terremoto, trataban de hacerse los graciosos a golpe de encuestas sociológicos. Daba igual lo que dijeran. Un público entusiasta aplaudía cualquier intervención.

Todo lo contrario que en El juego de tu vida, donde una sintonía siniestra, esa que acompaña siempre todo lo que tenga que ver con los polígrafos, acompañaba las respuestas de los concursantes, que no tenían ningún pudor en desvelar sus intimidades intentando pujar por el premio. Emma García preguntaba con morbo sin despeinarse. Y no se oía ni una mosca.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios