Visto y Oído

Antonio / Sempere

¡Cárdenas!

CÓMO hemos cambiado. Mientras en veranos anteriores los responsables de TVE anunciaban con convicción que a partir del otoño adelantarían el 'prime time' para conciliar la vida laboral de los espectadores, facilitándoles que se fuesen a dormir a una hora prudente, en este 2016 uno de los acuerdos del Consejo de Administración celebrado el 30 de junio ha sido la compra a Gestmusic de un formato de entretenimiento diario, de acceso al 'prime time', con una duración de 25 minutos, que asegure que los productos principales del menú televisivo no se emitan antes de la finalización de 'El intermedio' y 'El hormiguero'. O de 'First dates', que tiene toda la pinta de continuar en la parrilla de otoño.

Poco se sabe del nuevo formato con el que TVE intentará competir con estos tres grandes. Pero a juzgar por el presentador a quien se ha confiado el proyecto, Javier Cárdenas, nos podemos hacer una idea bastante aproximada del tono que presidirá las veladas. O más exactamente, de los registros que en ningún caso va a emplear.

Todo apunta a la banalidad, con perdón. En principio el argumento tiene su lógica. Poco se puede contrarrestar a los programas de entretenimiento si no es con más entretenimiento. Combatiéndolo con las mismas armas. Pero ahí cabría más de una reflexión sobre hasta qué punto la televisión pública está obligada a dar más de lo mismo, o si debería envalentonarse y marcar la diferencia.

No sabemos si ganarán esta batalla, aunque lo vemos francamente difícil. Lo peor es que ya han perdido la guerra. Porque la guerra residía en la mayor: en imponer a los horarios un poco de cordura. Mientras sigamos con los husos horarios de Francia y Alemania, es delirante que nuestro 'prime time' comience casi a las once la noche. Pero las privadas han ganado la partida, y la pública se ha plegado a ellas. ¡Con Cárdenas...!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios