El castaño, árbol de copa ancha y alto, ya nos ofrece su fruto comestible que nos lo presenta en una envoltura espinosa y que lo tenemos al consumo en estos días de otoño en los clásicos carritos que envuelven el ambiente en una nube de humo blanco.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios