PASA LA VIDA

Cartuja de las consejerías

LA Cartuja va a ser la isla de las consejerías. De Santa María de las Cuevas a San Despacho. El rascacielos que construirá Cajasol le dará sombra a Torretriana y a todos los edificios administrativos que el Gobierno andaluz proyecta construir a su lado, junto a la antigua Puerta Triana, frente al Cachorro. Si quieren invertir en un negocio más seguro que la bolsa, monten allí un establecimiento bueno que sea cafetería-bar-restaurante. La concentración de oficinas y empleados en el sur de la Cartuja será de tal calibre que clientela no le faltará. Además de camareros, contrate a psicólogos de guardia para terapias de grupo a todos los que se reúnen en torno al café o la caña para hablar de los jefes... y del atasco para llegar o marcharse del trabajo.

Las retenciones en el puente del Quinto Centenario serán pecata minuta al lado del colapso circulatorio que se avecina entre los dos brazos del río, desde Chapina hasta el acceso a la A-49. Eje clave del tráfico para entrar o salir de Sevilla, que se convertirá en una especie de Paseo de Colón o Luis Montoto de antes de la SE-30. Alguien deberá asumir la responsabilidad de lo que va a suceder por concentrar el rascacielos, los centros comerciales y los departamentos de la Junta tan cerca de carreteras y puentes, a sabiendas de la escasez de pasos por encima del río en ambos cauces, y de la falta de grandes avenidas transversales para el tráfico rodado en todo el recinto de la Expo 92, en los kilómetros que van desde Puerta Triana hasta el viaducto del Alamillo.

Al planeamiento urbanístico de la Muestra Universal, que no vale para ser eje de la actividad urbana, le estallarán las costuras en los días laborables a primeras y últimas horas de la mañana. El efecto dominó retendrá por las vías donde todo confluye (Ronda de Triana, Torneo, Avenida Carlos III, etcétera) a muchas personas cuyo destino no tiene nada que ver con el rascacielos y las consejerías autonómicas.

La suerte parece echada. Y forzarán medidas paliativas para estimular que la gente no utilice su coche para ir a ese sector de la Cartuja. Y a eso le llamarán planificación sostenible.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios