desde mi córner

Luis Carlos Peris

¿Por qué no en Cartuja la final?

El estadio sevillano cuenta con todas las condiciones para que se celebre en él la gran fiesta del Athletic-Barça

ANDÁBAMOS ayer con la cosa del chovinismo gabacho y ahora no cabe otra que abundar con la variante del aldeanismo más cerril sin necesidad alguna de cruzar la línea pirenaica. La que se está formando y la que va a formarse al rebufo de la final de la Copa del Rey que van a disputar los que más veces la han librado, el Athletic Club y el Fútbol Club Barcelona, cualquier cosa al aparato. Y pasa que lo que debiera ser algo natural, lo que la lógica aconseja, no es fácil que vaya a llevarse a cabo por la catetería de temer que el más odiado de todos los rivales pueda celebrar una vez más un título en el rodeo propio.

Tanto los bilbaínos como los barceloneses, sobre todo los primeros, desean jugar en el coliseo madridista por razones tan lógicas como la de que el mayor número posible de clientes puedan asistir al partido. Distancia parecida para ambas aficiones y un aforo que puede cubrir gran parte de las apetencias. Bilbao, toda Vizcaya, vive una final de Copa como algo muy suyo que se ha mostrado esquivo en los últimos decenios. Tan esquivo que desde la final de las coces en el 84 hasta el reciente de 2009 discurrió un cuarto de siglo sin que el gran club de San Mamés apareciera por tan singular acontecimiento; fue en Valencia y muchos bilbaínos se quedaron sin poder ir.

Ahora desean un estadio mayor y el Bernabéu es el ideal, como también lo prefiere el Barça. Pasa que en el Real Madrid, que ya canonizó a Mourinho porque evitó con el Inter que el Barça pudiera agarrar en su casa la Champions, se teme que vuelva a pasar lo de aquel 1997 en que el Barça le ganó la final al Betis y Joan Gaspart montó la que montó. Por todo esto, que no es más que un rapto de aldeanismo, la lógica puede irse al garete y bien harían nuestras instituciones en ofrecer el estadio de La Cartuja para un evento de esa categoría. Y que no se apele a distancias porque ya se celebró ahí un Zaragoza-Celta y porque a los sevillistas les hicieron viajar a Barcelona recientemente.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios