El buen yantar

Juncal / Dirección: C/Rastro, 29

Casa Baena

EL restaurante Carlos Baena es de esos negocios que les rompe los esquemas a los expertos de marketing. No está en un sitio de paso, no se puede aparcar, no hace publicidad, pero en cambio es un sitio de gran éxito. Este restaurante se encuentra en un estadio perfecto: no quieren morir de éxito. Está controlado, medido, dominado. Sabemos que está ahí y, como las cosas exquisitas, de vez en cuando nos damos el lujo de ir a comer en Baena.

Está detrás de los Bomberos, junto al taller de chapa, en esa calle de nombre tan cofradiero que desemboca en Capitán Vigueras; allí está Baena.

Tiene 3 plantas bien diferenciadas y una buena barra con banquitos. En la planta baja hay un comedor "amesonado", de decoración sin definir pero agradable; es un lugar que incita a la conversación, a la sobremesa. La primera planta es más para celebraciones, mesas grandes. Por cierto, en el mes de junio se llena de profesores y funcionarios que se despiden hasta después de las vacaciones. ¡Genial! Y llegamos a la azotea: frondosa vegetación, cuidados arriates, suelo regado, velas, muchas velas, cuidados manteles y con una orientación que coge la primera brisa de la mareita que entra por el Río. Un sitio que por la noche hay que echar a los clientes con las mangueras de los bomberos vecinos…

Siendo el entorno bueno, lo mejor es la comida. Placer. Empiece por las papas aliñás, comparables a las de Barbiana, sigan con las chacinas: el jamón excepcional, pero aún mejor la caña de lomo, de las antiguas, con forma, cuerpo, justo aliño, veteada, con el tocino en su sitio. Siga con los langostinos envueltos en pasta filo y mójelos en salsa de soja, mientras tómese las croquetas, la ensaladilla y prepárese para la llegada del queso de cabra al horno o el foie con lascas de manzana. En época, prueben los arroces o los guisos. Es de los mejores sitios de cuchareo de Sevilla. Queda lo mejor, que como suele pasar, es raro probarlo: el roas-beef ¡qué carne! ¡qué olor, qué puré de patatas, qué jugo! Todo un manjar.

Las once de la noche, verano, la azotea, un Protos, una buena carne, las velas, la mareíta… Baena.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios