Visto y oído

Antonio / Sempere

Cataluña

Hay cuestiones de las que no se habla en público. Por eso fue sorprendente que en RTVE responde, casi por vez primera en la historia, se aludiese sin tapujos al tema de las supresiones de programas en esa comunidad autónoma. Me refiero a programas que podemos ver el resto de los españoles en nuestros respectivos territorios, producidos por la televisión pública de todos, y que sin embargo no son emitidos en las cuatro provincias catalanas. Sin ir más lejos, Documentos TV, un espacio conocido y reconocido por todos, y que sin embargo es tapado en esas tierras por la señal del 59 segundos en versión catalana.

Reclamaron unos espectadores a la Defensora, Elena Sánchez, que les resultaba paradójico que habiendo intervenido en uno de esos reportajes, centrado en una asociación catalana, no pudieran verlo allí. La directora del centro de producción de Sant Cugat (no directora del centro territorial, obsérvese el importante matiz), de nombre Montse Abbad, hizo una primera declaración de principios. El término desconexión, para hablar de este tema, le parece peyorativo. Mejor emplear el de segmentos de programación en lengua catalana. Los demás centros territoriales desconectan. Ellos, sencillamente, emiten a determinadas horas programación en catalán. Desde mi humilde opinión, me parecería más sensato, por ejemplo, difundir determinados programas doblados, en la lengua autóctona.

Me parecería más sensato emitir Documentos TV en catalán que no emitirlo. Me hubiese parecido más razonable emitir Cartelera, mientras duró, en catalán, que suprimirla, como de hecho ocurrió. Y así sucesivamente. Lo cierto es que en unos tiempos en los que no existía TVE a la carta y en los que las posibilidades de recuperar programas eran nulas, muchos de los programas de cabecera se taparon. Por vez primera, se habló de ello sin tapujos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios