Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Más Cataluña

LO que ha venido a decir el ministro Wert lo hemos entendido todos. Tal vez le sobra lo de la palabra "españolización", que suena a misión obligada, pero el Gobierno tiene razón sobre lo que se cuece desde hace años en los colegios catalanes. En Cataluña han vivido muchos años en la impunidad intelectual y los gobernantes catalanes han exprimido su victimismo, como si fueran una minoría maltratada, y han presentado una presunta opresión cultural para mejorar su negocio en torno a un idioma y a una Historia con tintes fantásticos. Todo con vistas a una lenta pero inexorable separación. A un alejamiento. Muchos de ellos tienen muy claro así lo de "Catalonia is not Spain" y en algunas comarcas, decíamos el otro día por aquí, ni siquiera reciben cadenas en castellano, con lo que apuran así su aislamiento.

Todo lo que sea a favor del independentismo sale gratis en Cataluña, mientras que cualquier intención hacia lo contrario es tildado de reaccionario. Pero lo más reaccionario que hemos visto en mucho tiempo ha venido de la propia televisión catalana, con el programa Bestiari Il.lustrat (Bestiario ilustrado) del Canal 33, la segunda cadena de TV3. En este espacio cultureta aparecía en esta semana un tal Jair Domínguez (de raigambre ampurdanesa, lo menos) que se liaba a tiros con una silueta que representaba al Rey, al que advertía de que si no se iba acabaría abatido. La realización del programa se esmeraba en un salpicón de tomate para añadir, con alevosía, un elemento gore. A día de hoy ha dimitido la directora del Bestiari, Mai Balaguer, aunque ella tiene a bastantes personas por encima que deberían de haber conocido de antemano el contenido del programita. Alguien de más calado debería responsabilizarse de esa apología del terrorismo que no viene a hacer un favor a un pueblo catalán que no se merece ni esa televisión ni muchos de sus dirigentes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios