Carmen Paradas / Neuróloga

Centros de referencia

EN la distribución por sexos de la miastenia existe un claro predominio femenino. Hay circunstancias que afectan exclusivamente a las mujeres, como son el embarazo o la menstruación, y que influyen en la miastenia. Durante estos períodos la enfermedad suele modularse de manera que los síntomas pueden mejorar o agravarse y esto es fundamental a la hora de planificar la estrategia de tratamiento. Debemos partir de la premisa que cualquier mujer que sufra una miastenia debe ser capaz de llevar un embarazo.

Tras el parto, el recién nacido puede presentar síntomas que simulan una miastenia y puede requerir ayuda para alimentarse e incluso para respirar. Tales síntomas so pasajeros y se deben al paso de sus anticuerpos a través de la placenta, de manera que una vez que el niño los elimine los síntomas desaparecerán.

Todos estas peculiaridades que presenta la miastenia hacen fundamental que cada paciente cuente con un neurólogo de referencia especialista en este tipo de patología. Mi opinión es que deberían crearse centros de referencia de enfermedades neuromusculares que facilitaran el diagnóstico y seguimiento de estos procesos, para que cada paciente tuviera la garantía de que está recibiendo la mejor atención de forma continua. En ocasiones los médicos nos vemos obligados a decir que no sabemos lo que tiene un paciente, y creo que esta es la peor noticia que una persona con una enfermedad puede recibir.

Promover los Centros de Referencia es mejorar la formación e información médica sobre la miastenia, mejorar el diagnóstico, el tratamiento y el seguimiento, y es hacer que las noticias para los pacientes con miastenia y otras enfermedades neuromusculares sean cada vez mejores. Sean buenas noticias.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios