Con este tiempo malo, muy malo, los que peor lo están pasando son los comerciantes de la Calle del Infierno, que se han visto desbordados por los intensos chaparrones y han tenido que cerrar las atracciones. Esperemos y deseamos que a partir de hoy todo cambie.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios