El buen yantar

Juncal / Dirección: Mercado C/ Feria, Pto. 21

Charcutería Ramírez

SÓLO leyendo la dirección, ya se pueden imaginar el sitio: Mercado Calleferia, puesto 21, enfrente de la frutería y del Horno San Bruno.

El sitio es de los de culto secreto de Sevilla. Como tal, es particular. Es, ante todo, un puesto de mercado de abastos, pero vende lujo. Tiene mortadela, pero Dios mío, qué mortadela. Tiene una ibérica increíble y las italianas son un placer. Tiene chorizos, pero los mejores. Y los quesos de Ramírez son un placer.

Hay varias fotos de los orígenes del puesto, y tiene una especial. Está el que debe ser el dueño detrás de una tabla de quesos, sólo quesos, de todo tipo y tamaños, de esos quesos que venían en jaulas de madera. De esos quesos con una corteza dura y oscura que algunos hasta se la comían. Ramírez es un experto en quesos, y se nota. Tiene un expositor que es de los mejores de Sevilla en la materia: allí encontrará el queso majorero canario, elý o un parmesano excepcional.

El lugar tiene un horario de puesto de mercado, hay que ir pronto a mediodía y allí verá las tertulias tan curiosas que hay. Grandes reporteros de la ciudad se toman la copa allí antes de ir al tajo.

Siendo el palacio del laterío Casa Moreno, Ramírez no le va a la zaga. Pruebe las navajas en aceite, o los mejillones gigantes, o los increíbles berberechos. Si el carnicero de al lado los ha hecho, se enganchará a los chicharrones, volverá a los años 50 ó 60. Igual que se trasladará al tiempo de las cajas redondas de sardinas en arenque, de esas que se apretaban en los quicios de las puertas y se les quitaba la piel, se echaban en una tostada con aceite y a cenar. De bacalaos, los que quiera. De alubias, un espectáculo las fabes, a precio de oro, o las arroceras, servidas en los tradicionales cartuchos de papel.

El contraste entre lo clásico, mosto achampanado, y lo moderno es curioso y atractivo.

Tiene la pasta de Cacco, una de las mejores del mundo, y unos tomates secos en bote que son un manjar en cualquier ensalada.

Termine con un vino de los que tiene bien cuidados, en magníficas copas, y por supuesto, con un queso. El queso, principio y fin del puesto 21 del Mercaolaferia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios