El parqué

Pablo Cumella

China interfiere

EL Íbex cerró ayer la sesión con una caída del 1,51% que lo situó en la cota de los 10.622,7 puntos, el nivel más bajo desde el pasado 23 de marzo, arrastrado por el descenso protagonizado por la banca: Bankinter (-2,87%), BBVA (-2,62%), el Santander (-2,29%), Popular (-2,18%) y Banco Sabadell (-1,39%).

En el lado de las pérdidas también se colocaron Sacyr Vallehermoso (-3,10%), Abertis (-2,53%), Telecinco (-2,26%), Repsol YPF (-2,18%) y Telefónica (-1,06%). La operadora española anunció que estudia alternativas para potenciar la productividad y la flexibilidad de su actividad en España y contempla, entre otras fórmulas, recortar un 20% su plantilla en tres años. En el lado positivo sólo se situaron Grifols (+1,68%), Ebro Foods (+1,07%), IAG (+0,43%), BME (+0,33%) y Ferrovial (+0,12%).

Las dudas sobre la recuperación del sector financiero llevaron a los inversores a deshacer posiciones en una jornada en la que la prima de riesgo española volvió a repuntar -hasta los 189 puntos básicos- junto a la de Portugal, Grecia e Irlanda.

La incertidumbre sobre la inversión de China en España y en la banca, así como la marcha de los planes de recapitalización de las cajas de ahorros, continuaron pasando factura a este sector, que vive un momento clave, ya que algunas entidades tienen previsto salir a cotizar en el mercado. Además, los resultados de la banca arrojan una caída superior al 20%.

Madrid y Lisboa fueron las plazas que se anotaron un mayor descenso, ya que el PSI-20 se dejó un 1,59%. A continuación, se situaron París (-0,89%), Londres (-0,78%) y Fráncfort (-0,44%).

En el mercado de divisas, el euro recuperó posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,4462 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios