el microscopio

Cicatería con García Calvo

LA c lase política ha sido bastante cicatera a la hora de despedir a un intelectual como Agustín García Clavo, de cuyo magisterio se supo en la Universidad de Sevilla en los difíciles años cincuenta y sesenta. Tal vez sea por el arrinconamiento de las humanidades, pues García Calvo fue catedrático de Griego, o tal vez sea por pura ignorancia. El caso es que el presidente andaluz, José Antonio Griñán, despachó el óbito del filósofo en los 140 caracteres de un tuit en su red social preferida. ¿Qué hubiera pensado don Agustín de tamaña racanería? Y el alcalde, Juan Ignacio Zoido, ni se pronunció. Silencio. Los políticos no han estado a la altura del personaje.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios