Editorial

Cien días después: una crisis grave

AL cumplirse los tópicos cien días del nuevo Gobierno Zapatero la actualidad española sigue marcada por los malos datos económicos: las cuentas del Estado tuvieron en el primer semestre del año un déficit superior a los 4.600 millones de euros. En el mismo periodo del año pasado tuvieron un superávit de una cifra superior. Es lo que ha caracterizado todo el tiempo transcurrido desde que Zapatero pudo formar gobierno tras haber ganado las elecciones del 9-M. La crisis, iniciada con turbulencias financieras y acentuada por los precios del petróleo y la caída de la actividad inmobiliaria, golpea ya los bolsillos de muchos españoles de manera directa, y empieza a notarse en todos los sectores de la actividad económica. Con una gravedad y duración a las que no estamos acostumbrados y ante la que el nuevo Gobierno, con escasa capacidad de maniobra, ha reaccionado tarde y mal, obstinado en el absurdo de no pronunciar la palabra crisis y forzado finalmente a reconocer que incluso puede haber recesión. Se ha perdido un tiempo precioso. Además, el Gobierno no ha acabado de arrancar con brío e impulso en la nueva legislatura y, de hecho, se encuentra en una insólita soledad parlamentaria, a pesar de tener más votos y escaños que en el mandato anterior, y ante las perspectivas de negociar unos presupuestos generales en tiempo de penuria en las cuentas públicas. Por su parte, el principal partido de la oposición se ha pasado buena parte de estos cien días ensimismado, con su presidente sometido a un desgaste permanente desde sus propias filas, aunque finalmente se ha consolidado y puede dedicarse a defender su alternativa ante la sociedad. Lo único realmente positivo en esta primera etapa es que PSOE y PP han tendido puentes, han orillado la confrontación y están encontrando un espacio para colaborar en beneficio de los ciudadanos (terrorismo, justicia). Mañana, cuando Zapatero y Rajoy se vuelvan a entrevistar, sabremos más del contenido y los límites de este nuevo clima político. La legislatura ha empezado mal.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios