PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Cigüeña que trajo muerte

LA calle Cigüeña de Los Pajaritos ha llevado muerte al censo de la vida doméstica. Cristina Maestre es la primera mujer asesinada en Sevilla durante 2009. Primero es carne de cuchilladas, después el escalofrío se convierte en carne de estadísticas. Y el nombre de la víctima sólo revive en un paisaje de velas y letreros cuando los ciudadanos más sensibilizados acuden a un acto para confraternizar el dolor ajeno y la indignación propia. La maté porque era mía, capítulo enésimo. Cristina Maestre, otra muerte evitable de haberse tomado en serio su entorno lo que suponían los ataques precedentes de un cónyuge (y padre) toxicómano y sin empleo reconocible.

Crímenes como éste se pueden producir en cualquier barrio de Sevilla. Hacía 17 meses que la violencia machista no lograba acabar con la vida de una mujer. Y no ha sido por falta de tentativas aquí o allá sino porque el arma homicida destrozó sólo lo que el 061 puede zanjar a tumba abierta. Los Pajaritos, como Madre de Dios y Las Candelarias, sigue esperando que los planes urgentes de regeneración urbanística y social dejen de ser un mundo virtual y se peguen al terreno para sustanciar la esperanza de vida mejor que se les hurta a sus habitantes, por lo general héroes de la infravivienda, hostigados por el menudeo y excluidos de la promoción profesional.

Quienes están en primera línea de la asistencia social saben que la potencia de la crisis económica obliga a reforzar todos los diques para la prevención de males mayores. Mientras Zapatero prometía ayer en el Congreso que no dejará tirado a ningún parado, hay peligros que acechan en el hogar y a pie de calle cuando no se ve un euro ni de chocolate. Las drogas (alcohol incluido), la ludopatía, el maltrato psicológico, el robo al por menor o la liberación de las frustraciones mediante la violencia contra quien mejor te conoce, pueden prender con más facilidad en las personas que carecen de valores para controlar sus actos.

Cigüeña, haz que vuelen muy alto esos dos niños huérfanos de madre que repudiarán a su padre.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios