desde mi córner

Luis Carlos Peris

Cita del Betis en territorio hostil

Va el Betis con su enésima alineación a un rodeo a contraestilo, pero del que salió bastantes veces por su pie

APAGADOS los fastos de anoche en cierto coliseo madrileño amanece domingo y con el domingo llega ese fútbol que nos coge más cerca. Todo, a la espera de que sea en lunes la reaparición del Sevilla ante su gente después de aquella borrachera del derbi, del nuevo sofocón que como viajero protagonizó la tropa de Míchel en el Calderón y de que solventase sin problemas su salvoconducto a octavos de Copa. Y en este domingo se produce la cita del Betis en un rodeo hostil, pues en Riazor no se beben, precisamente, los vientos por el Betis tras aquella promoción que sirvió para hermanar a lo mejor de ciertas casas.

Aparece el Betis en la capital de las Rías Altas con su enésima alineación y sin que en esta ocasión haya que achacárselo a Pepe Mel. Como en el equipo verdiblanco las bajas se producen a pares y casi siempre en lugares coincidentes, en esta ocasión ve cómo la catarsis vivida ante el Realísimo lo dejó sin la banda izquierda que venía utilizando. Y es que cuando no son los centrales, casi todos los centrales, es una demarcación tan larga como una banda completa la que se queda out. Pero da lo mismo, que en este Betis va a ser verdad que da igual que juegue quien juegue, excepción hecha de algún que otro puntal que podría sintetizarse con Beñat y Rubén Castro.

Oportunidad idónea la de esta tarde junto a la bahía de Orzán para ir consolidando esa posición privilegiada que ostenta el equipo verde, blanco y verde, pues el recién ascendido rival ya es más Coruña que Dépor y sin nada que ver con aquel Superdépor que llenó una época de nuestro fútbol efímera, pero muy brillante. El rival de esta tarde anda en puesto de descenso y tiene la mitad de puntos que el Betis, pero cuando la necesidad aprieta, y el Dépor está muy necesitado, las diferencias se acortan y por ahí pueden llegarle al Betis los problemas. Todo será en una especie de territorio comanche para los verdiblancos, pero de ahí salió muchas veces por su pie.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios