la ciudad y los días

Carlos Colón

Citar traicionando

HAY que tener poca vergüenza para robarle a don Miguel de Unamuno su "venceréis, pero no convenceréis" y aplicarlo a la estrechez nacionalista. Las citas están ahí para quien quiera utilizarlas. Pero el respeto debería impedir que se usaran en un sentido opuesto al que tenían. Unamuno había apoyado el golpe de Estado del 18 de julio. Pero al constatar su feroz brutalidad, miseria intelectual y claras connotaciones nazi-fascistas se volvió contra él, denunciándolo como "militarización africanista y pagano-imperialista". Ni dos meses habían pasado cuando, el 12 de octubre de 1936, hoy hace exactamente 76 años, pronunció su famosa frase en el Paraninfo de la Universidad de Salamanca.

La situación es conocida. Unamuno denunció con dureza la ferocidad del golpe de Estado y de la guerra apenas iniciada, Millán Astray gritó aquello de "¡Viva la muerte! ¡Abajo la inteligencia!". Don Miguel terminó su alocución lanzando su valiente "Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir. Y para persuadir necesitaríais algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España". Tuvo arrestos para decirlo ante los altos mandos militares cuando por menos se fusilaba. Se salvó gracias a que salió flanqueado por el cardenal Pla y Daniel y por Carmen Polo. A las pocas horas le quitaron su acta de concejal. A los pocos días lo destituyeron como rector. Quedó en arresto domiciliario -escribe Fernando García de Cortázar-, "en una situación de desolación, desesperación y soledad". Murió tres meses después.

A don Miguel le disgustaban tanto los nacionalismos separatistas antiespañoles como el antivasquismo y el anticatalanismo de los golpistas. En esa misma intervención del 12 de octubre reprochó a uno de los oradores: "Dejaré de lado la ofensa personal que supone su repentina explosión contra vascos y catalanes. Yo mismo, como sabéis, nací en Bilbao. El obispo [Pla y Daniel, sentado a su lado], lo quiera o no lo quiera, es catalán, nacido en Barcelona".

Para protestar contra la mayoritaria votación en el Congreso que le ha negado a la Generalitat la posibilidad de convocar referéndums, cosa sabida porque es inconstitucional, el portavoz de ERC ha acusado al PP, al PSOE y a UPyD de "vencer en lugar de convencer", añadiendo: "Están tan débiles que sólo les queda la fuerza". No tiene derecho moral a dirigir a partidos democráticos las palabras que Unamuno dirigió a los franquistas. En cambio a los de ERC y CiU sí que se les puede decir, y esta vez con fundamento, lo que don Miguel dijo a los golpistas: "Me parece inútil el pediros que penséis en España".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios