Jorge Bezares

Cocinados en la misma salsa

POCOS días después de que el Banco de España confirmara que la economía española creció en el último trimestre un 0,1%, iniciando así lo que parece una salida de la zona de recesión, y el mismo día en el que el Íbex subió un 14,43%, la mayor de la historia de la Bolsa española, el PSOE se situó a 1,5% puntos del PP, según el Barómetro correspondiente al mes de abril del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Los socialistas han recortado desde enero la ventaja de los populares en 2,3 puntos. La encuesta, realizada entre el 6 y el 14 de abril, puso de manifiesto que el PSOE, ayudado por la irrupción del grueso del sumario del caso Gürtel -que afecta de lleno al PP-, frenó la caída electoral que estaba sufriendo como consecuencia de la crisis económica. En este periodo, los socialistas ganaron dos puntos, mientras que los populares perdieron medio.

Además, en este sondeo del CIS, el 73,4% de los encuestados calificaron la situación económica de mala o muy mala, y el 63,4% se manifestó en los mismos términos sobre la coyuntura política. En este contexto, no resultó extraño que, después del paro (79,7%) y los problemas de índole económica (46,8%), los entrevistados situaran a la clase política y a los partidos como el tercer problema nacional (19,4%).

De este evidente deterioro de la percepción ciudadana sobre los políticos, quienes salieron peor parados fueron el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

El dirigente socialista, con un 3,71%, bajó tres décimas y se posicionó como el presidente del Gobierno peor valorado en la historia de la democracia, y el máximo dirigente de los populares, con 3,09%, perdió cuatro y apenas se mantuvo ligeramente por encima de los niveles de Antonio Hernández Mancha, el líder del centro-derecha español con peores dígitos demoscópicos.

El político más valorado resultó ser Josep Antoni Duran Lleida, líder de Unió y portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, con un 3,74%. Le siguieron Rodríguez Zapatero y Rosa Díez (la mejor valorada en el anterior barómetro), de UPyD, con un 3,71%; Paulino Rivero, de CC, con un 3,14%, y Rajoy, con un 3,09%.

A tenor de estos resultados, la estrategia del PP de dejar que Rodríguez Zapatero se cocinara en la salsa de la crisis económica, el paro y la recesión le está salpicando de lleno a Rajoy. Así, se puso de manifiesto no sólo con la valoración personal de los líderes políticos, sino también en la que recibieron sus respectivos negociados: el 52,2% calificó de mala o muy mala la gestión del Gobierno, y el 59,6% le dio una consideración igualmente negativa a la actuación política del Partido Popular.

Los encuestados se muestran claramente insatisfechos con la actuación del presidente del Gobierno frente a la crisis, pero tampoco les gusta el no casi permanente del líder del PP a las ofertas de consenso del Ejecutivo socialista.

El leonés inspiró poco o ninguna confianza al 54,2%, y el gallego, al 82%.

Del Gobierno, en esta ocasión, no aprobó ni el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que, eso sí, resultó ser de nuevo el mejor valorado, con un 4,67%. Al máximo responsable de la lucha antiterrorista le siguieron la ministra de Defensa, Carme Chacón, con un 4,46%, y la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, con un 4,17%. Los ministros andaluces, Manuel Chaves y Bibiana Aído, se situaron por debajo del 4%, entre las zonas templada y baja.

En cuanto a la estimación del voto, la encuesta del CIS reflejó prácticamente un empate técnico. Los socialistas lograron un 24,5% en voto directo en el sondeo, y los populares, un 22,8%. Sin embargo, la estimación de voto válido otorgó un 39,5% al PP, y un 38,0%, al PSOE. Le siguieron Izquierda Unida (IU), con un 5,8%; CiU, con un 3,6%; UPyD, con un 3,3%, y el PNV, con un 1,3%; ERC, con un 1,0%; BNG, con un 0,7%; CC, con un 0,6%; Na-Bai, con un 0,2%, y UPN, con un 0,1%.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios