Cuaderno de dos rayas

Ignacio Martínez

Combate desigual

Esta noche a las 22.00 hay un debate entre los dos candidatos mejor situados en la carrera a la Presidencia de la Junta. Es un combate desigual. Los dos mejor situados es una manera de hablar, porque sólo hay uno bien colocado para el 9 de marzo: el que gobierna desde 1990, cuando George Bush padre estaba empezando su mandato presidencial en Estados Unidos. El Partido Socialista ocupa el poder en la Junta ininterrumpidamente desde 1982, época en la que Ronald Reagan iniciaba su primer mandato. Manuel Chaves tiene poco que ganar y mucho que perder en el debate de esta noche, porque todas las encuestas dicen que tiene la victoria ganada. Así que estará conservador e intentará no cometer errores. El que debe arriesgar, y mucho, es Javier Arenas. En su primer asalto a la Presidencia, en 1994, se quedó a sólo tres escaños de Chaves (45-41), una distancia que ahora se antoja una quimera. El líder del PP tiene el dilema de correr riesgos y causar desasosiego, o ser más moderado y perder la oportunidad. Ayer, en La Vanguardia, Manuel Castells recomendaba a los contendientes en los debates televisados emocionar más que explicar, entusiasmar más que convencer. Personalmente, creo que los candidatos deben inspirar confianza y estabilidad. O sea, convencer a la ciudadanía de que son capaces de llevar a Andalucía hacia un futuro mejor. Esta noche no necesitamos ver datos, gráficos o recetas precocinadas leídas a voleo, sino espontaneidad, serenidad y liderazgo. ¿Lo habrá?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios