La ventana

Luis Carlos Peris

Concentraciones festivas, chaparrones al canto

NADIE duda ya de que algo, o mucho, habremos hecho mal para ese castigo que nos cae en forma de disturbios meteorológicos no más organizamos algo. Este bisiesto que aún no llegó a su ecuador pasará a los anales como el de peor comportamiento con las fiestas y las tradiciones más auténticas. Y no es cosa de la ola de laicismo que nos invade, que no sé si será buena o mala, ya que lo mismo te caen las canales para que no salga el Baratillo que se suspenden tres corridas de Feria o que casi han de salir nadando de la Raya los trianeros cuando ya avistaban Palacio. Los desmanes meteorológicos no sé si pondrán la X en donaciones a la Iglesia o para fines sociales, no parece que tengan ninguna fobia religiosa, ya que lo mismo reparte sus furias a uno y otro lado, sólo falta organizar algo para que tenga carácter de rogativa. ¿Se salvará este año de la lluvia la salida agosteña de la Virgen de los Reyes?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios