El microscopio

Concesión

C UANDO una concesión administrativa termina lo normal y lo legal es sacarla a concurso. El artificioso escándalo montado en torno al caso de La Raza y la escenificación del apoyo de la patronal y la Cámara de Comercio a esa empresa es un ejemplo más del poco sentido de la medida que se tiene a veces en Sevilla. Que se lo pregunten, por ejemplo, a los dueños del bar Citroen, sólo a unos pocos pasos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios