la esquina

José Aguilar

Conflicto innecesario

COMO no tenemos problemas encima de la mesa -no ni ná-, van los próceres y se inventan otros, o convierten en asunto público sus disputas por un poder menor o revisten artificialmente de gravedad cuestiones que el simple paso del tiempo zanjará por sí solo. De todo hay por estos pagos.

Fíjense en la que hay liada con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), una organización que agrupa a ayuntamientos, diputaciones y mancomunidades y cuya influencia se reduce a ser interlocutora del Gobierno andaluz y pedirle, sin demasiado éxito, más competencias y más dinero. Como grupo de presión, puede presionar más bien poco, aunque es una institución importante por su representatividad.

El PP tiene prisa por que se celebre pronto la asamblea constituyente para renovar la FAMP, como corresponde al hecho de que en mayo pasado hubo elecciones locales y, por tanto, sus órganos de gobierno elegidos tras los comicios de 2007 ya no valen. El PSOE no tiene ninguna. La razón de fondo es la misma en ambos casos, aunque por los motivos contrarios: los populares han hecho sus cuentas y creen que su aplastante victoria del 22-M les concederá la presidencia y el control de la institución, pero los socialistas han hecho las suyas y piensan que cuando se constituyan las mancomunidades de municipios adheridas a la FAMP podrían salvar la presidencia actual, que está en sus manos, si pactan con IU y PA.

En consecuencia, los primeros presionan para que la asamblea constituyente se celebre ya y los segundos quieren ganar tiempo para que las mancomunidades aún no formalizadas les sigan dando la ansiada mayoría. Y ahí andan unos y otros descalificándose y lanzándose argumentos basados en los reglamentos y las costumbres. Están engordando una polémica artificiosa y de cortos vuelos, además de, como digo, planteándole a la opinión pública andaluza un conflicto que ni le va ni le viene. Afecta en exclusiva a la correlación de fuerzas entre los partidos y a su disputa por controlar una institución menor.

En este tira y afloja que apenas da para unos cuantos aburridos titulares de prensa, Arenas ha cometido el error de promover una coordinadora de municipios, una especie de institución alternativa a la FAMP, paralela y alegal, que no tiene más función que materializar la protesta del PP y formar un poco de bulla. Lógicamente, PSOE, IU y PA ya han dicho que con sus alcaldes y concejales no cuenten para la maniobra. De modo que la coordinadora será, simplemente, el nombre provisional de la reunión de los alcaldes del PP. Hasta que encuentren un conflicto más vistoso.

En fin, una tormenta en un vaso de agua.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios