Entrenamiento

francisco / andrés / gallardo

Construir amigos

MEJOR que en la calle no se está en ninguna parte" decía el fallecido actor Antonio Gamero, eterno secundario y disfrutador de la vida, el abuelo en la ficción de Manolito Gafotas. La calle, ahora que se despereza el tiempo con el airecito y la luz de la primavera, está en su mejor momento para pisarla y, sobre todo, para compartirla e intercambiarla. Por eso estas semanas son las favoritas de las fiestas y de los encuentros.

La calle está ahí para vivirla y paladearla (como todo, en su justa medida) y con ellas, la relación con los demás. Ahora que todo está tan caro, o depreciado, una buena conversación, con educación y compostura, es algo gratis muy valioso. Es el momento para charlar con un poco más de tiempo. Momento para sacar la cabeza y ver qué hay alrededor. Momentos para hacer amigos o para estrechar viejas amistades. Con rebujito, con café o con una simple sonrisa. Pippa Middleton, la hermana de la princesa Catalina, es la relaciones públicas más valiosa en estos momentos, según las publicaciones británicas. Meteduras de pata aparte, que alguna ha tenido, su sonrisa y su desparpajo hacia los medios le han ungido con ese título honorífico. No hay que ser hermano de princesa para destacar. Es cuestión de tener soltura y saber ser 'atractivo'. Cordial.

Hay que dedicar tiempo a los demás por el simple gesto y gusto de estar con ellos. Hay que buscar horas para las obligaciones, como nos enseñaron, pero también para las devociones. Y entre esas 'aficiones' que deberíamos cultivar se encuentra la del encuentro, la de las relaciones públicas, sanas, sin interés pero siempre interesantes. No sea huraño ni perezoso.Y menos aún tímido. La crisis al menos no nos ha arrebatado las ganas de hablar, de comunicarnos y saber de los otros. No con intención cotilla, sino con la intención de descubrir. Si entre sus acciones diarias no se encuentra la de atender a los demás durante unos minutos (una simple llamada a veces basta para hacer feliz a un amigo, a un familiar. Incluso a un semi-desconocido) se pierde bastante de lo que puede dar la vida de sí. Los amigos no surgen de forma espontánea, hay que 'construir'. Y para tener amigos de toda la vida sólo basta un momento.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios