La ventana

Luis Carlos Peris

Convivencia como de otro tiempo

AZULEABA el romero en las vaguadas y la Sierra de Huelva parecía más paradísíaca que casi nunca en esta mañana de tentadero. Con una banda sonora de esquilas y reburdeos, de llamadas de los vaqueros y piar de jilgueros, la sensación de tiempo detenido y paz absoluta estallaba con naturalidad en El Parralejo. Ni siquiera interfería en el ambiente la inquietud de estar viviéndose unas vísperas llenas de trascendencia para la casa. Ni siquiera el que mañana debute con caballos esa divisa albero y verde que te quiero verde en Sevilla rompía la paz y el orden en ese enclave único de la sierra huelvana. Mañanita de último viernes de mes y allá que acudieron a la invitación del ganadero los que trajeron a Sevilla la primera Copa del Rey. Acto entrañable con el recuerdo de los que ya no están entre nosotros y una convivencia también como de otro tiempo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios