el microscopio

Copa de Navidad en febrero

SIGUE abonado a la micropolítica. O a la simple cortesía. A Zoido le encantan los detalles de proximidad con sus más próximos, valga la redundancia. Y nadie más próximo al alcalde que los escoltas que le acompañan a cada momento. Por eso el otro día, aprovechando su participación en un acto en el Casino de la Exposición, saldó una deuda que tenía con los agentes de su equipo de seguridad: la copa de Navidad. Aunque, ya metidos en carnavales, Zoido los convocó a todos y brindó con todos ellos en la barra de La Raza, la firma hostelera...¿del régimen que viene?. Tapa y copa, todo de pie. Que estamos en crisis.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios