La ventana

Luis Carlos Peris

De cuando la Cuaresma era como era

NADA es como era cuando entornamos los ojos y nos metemos de cabeza en el túnel del tiempo. Y si hay algo que se parezca a lo de antes como se parece un huevo a una hormigonera es cómo se vivía tal día como hoy, Miércoles de Ceniza en todos nuestros calendarios. Hoy se afronta no como un día más, pero con muy poco que ver con aquello. La otra noche estuve en un funeral en la Magdalena y la estancia estaba presidida por el magnífico Cristo del Calvario, algo que ayudaba a recordar lo de entonces, con aquellos sermones en ejercicios espirituales que te dejaban insomne durante toda la noche no fuera a ser que te visitase la Parca y te cogiera en fuera de juego, léase en pecado mortal. Y no crea que para pecar había que hacer una gran fechoría, qué va. Sólo con pensar en esa niña que te removía los adentros podía ser suficiente para llevarte a una eternidad al fuego, vuelta y vuelta... y volver a empezar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios